Roto

No es mentira que no puedo pensar en ella sin querer llorar. Este sentimiento de siempre estar al borde de las lágrimas hace más difícil poder decir lo que siento, porque estoy cansado de llorar.

Dije que no se cómo expresar lo que siento, quizá porque no encuentro las palabras, o tal vez porque no quiero, porque me da miedo tener que recordar. Y esque… no había creído así antes, no había confiado así antes, no había querido así antes. Y esque… entregué todo de mi. Me quedé sin nada.

Estoy roto.

Hace algunos días le decía a un amigo que no sabía que hacer, que no podía más, que estaba devastado, y un par de días después, teniendo la oportunidad de hablar con el con más tranquilidad, me comentó que había quedado sorprendido cuando le dije que estaba devastado, se preguntaba cómo era posible y que no podía imaginar como estaría cuando perdiera a alguien como mi padre o madre, cómo saldría adelante de eso. Y tiene razón, y le agradezco hacerme entender la magnitud de mis palabras y hacerme entrar en razón, pero eso no significa que yo esté mejor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s